Las ventajas de la Tecnología Sin Calor



Un menor consumo energético y disminución de costes

Como no necesita consumir energía para el precalentamiento, la Tecnología Sin Calor de EPSON, genera menos costes que la tecnología láser. Al no tener que calentar ninguna unidad de fijación, el consumo energético es significativamente menor.

Menos piezas de reemplazo, menor impacto medioambiental

Las impresoras láser, suelen tener más consumibles y requieren la sustitución periódica del tambor, la correa de transferencia y en muchos casos, la unidad de fijación.

Gracias a la Tecnología Sin Calor, las impresoras de inyección de tinta EPSON utilizan menos piezas sustituibles que una impresora láser y nuestros cabezales de impresión no son consumibles. Esto reduce la carga medioambiental de fabricación y reciclaje de recursos adicionales.

Impresión uniforme de alta velocidad

Con la Tecnología Sin Calor de Epson, la impresora no necesita calor cuando está encendida o cuando se vuelve a activar tras estar un tiempo parada. Por eso, puede empezar a imprimir inmediatamente, al contrario que las impresoras láser, que necesitan calentar la unidad de fijación antes de empezar a imprimir. Impresión uniforme de alta velocidad garantizada, incluso para documentos con una gran densidad de impresión.

Una menor intervención aumenta la productividad

Gracias a la estructura de la Tecnología Sin Calor de las impresoras de inyección de tinta EPSON, hay menos piezas que pueden fallar, lo que reduce la intervención necesaria. Como resultado, las impresoras de inyección de tinta ofrecen una mayor fiabilidad y un menor tiempo de inactividad.